Mascné, qué es y cómo tratarlo con Jowaé

Durante este año nuestra piel ha sufrido más de lo habitual, el estrés, los cambios en nuestras rutinas y sobre todo el uso continuo de la mascarilla han provocado un nuevo tipo de acné, el denominado “mascné”. Hoy, vamos a explicarte en qué consiste este problema y cómo ponerle solución con Jowaé.

¿Por qué aparece el “mascné”?


El mascné está provocado por la fricción de la mascarilla sobre nuestro rostro. Además, esta impide que la piel no transpire correctamente generando mayor sudoración y un aumento de la humedad en la piel. Esta humedad hace que proliferen los microorganismos causantes de las imperfecciones en nuestro rostro. Si además tu piel es mixta o grasa estos factores pueden afectarte de forma especial.

¿Qué provoca en nuestro rostro?


El maskné hace nuestra piel más reactiva, provocando irritación, rojeces, aumento de espinillas, puntos negros, deshidratación, y en general, más imperfecciones en el rostro.

¿Cómo podemos tratarlo?


Desde Jowaé te proponemos una rutina diaria para tratar el mascné, con ingredientes de origen natural, que ayudan a proteger y reestablecer el equilibrio de tu piel.

  • 1. El paso fundamental en cualquier rutina de belleza es una buena limpieza del rostro. En este caso, además de eliminar el maquillaje, nos va a ayudar a eliminar la proliferación de las bacterias que producen el acné. Para ello, utilizaremos el gel limpiador purificante, que limpia nuestra piel de impurezas, dejándola limpia y luminosa, eliminando el exceso de grasa provocado por la mascarilla. Además, su fórmula con un 89% de ingredientes naturales la hace apta para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles, evitando así que se produzcan nuevas irritaciones o rojeces.

  • 2. Cuando nuestra piel esté perfectamente limpia aplicaremos la loción astringente purificante. Esta loción cierra los poros y refina la textura de la piel, impidiendo que las bacterias se introduzcan y evitando así la aparición de acné y puntos negros.

  • 3. Nuestro tercer paso es hidratar y reequilibrar la piel. Para ello, aplicaremos el Agua de Tratamiento Hidratante, una bruma fresca y ligera, apta para todo tipo de pieles. Esta agua de tratamiento prepara la piel para recibir de forma óptima los siguientes tratamientos.

  • 4. Después aplicaremos el sérum rejuvenecedor antimachas, que en este caso nos va a ayudar a perfeccionar la tez, unificando el tono y alisando la piel. Aplicaremos el concentrado cada mañana.


  • 5. Por último, el fluido matificante equilibrante va a reducir visiblemente las imperfecciones, consiguiendo un rostro aterciopelado, unificado y luminoso.

Para esas imperfecciones focalizadas aplicaremos el gel SOS anti-imperfecciones, qe seca, purifica y alivia la piel, eliminando las imperfecciones de forma visible y rápidamente. Su fórmula cuenta con un 99% de ingredientes de origen natural, sin perfume adicional, perfecta para las pieles mixtas a grasas y las sensibles.