El ritual hidratante definitivo para pieles secas


En Jowaé adaptamos nuestro ritual de belleza a cada necesidad de la piel. Por eso, hoy queremos mostrarte un sencillo ritual en 4 pasos para hidratar las pieles secas, aquellas que más sufren en los meses fríos del año. Este tipo de pieles pueden verse afectadas por los cambios de temperatura, por eso, más que nunca debemos cuidarlas y mimarlas con los mejores ingredientes naturales que le devuelvan el equilibrio.

Limpieza


El paso principal de una buena rutina de belleza debe ser siempre la limpieza de la piel. Esta debe estar perfectamente limpia y desmaquillada para que los tratamientos que se apliquen a continuación puedan penetrar en el rostro y cumplan su función. Para ellos vamos a utilizar la Leche desmaquillante, esta leche desmaquillante es ideal para las pieles secas ya que previene la sequedad cutánea además de limpiar y desmaquillar. Su uso es muy sencillo, tan solo debemos aplicar mañana y noche con la ayuda de un disco de algodón.

Preparar


El segundo paso es preparar la piel del rostro para recibir los tratamientos. Para ello, vamos a utilizar el Agua de Tratamiento Hidratante, esta bruma ligera es apta para todo tipo de pieles, incluso las sensibles. Es un gesto esencial para que el tratamiento que apliquemos en el paso 3 sea efectivo. Podemos aplicar esta agua hidratante por la mañana y por la noche o en cualquier momento del día que necesitemos refrescar nuestra piel. Vaporizamos sobre el rostro y sellamos con suaves toques acompañados de un disco de algodón. Además, también lo podemos utilizar para fijar el maquillaje. ¡Un producto que no puede faltar en tu bolso!

Activar


El tercer paso de nuestra rutina preserva la juventud y sublima el tono. ¿Cómo lo conseguimos con las pieles secas? Gracias al Sérum concentrado rejuvenecedor antimanchas. El té blanco es el ingrediente estrella de este sérum, posee propiedades protectoras y antirradicales e inhibe eficazmente la síntesis de la melanina. De esta forma, tan solo aplicándolo cada mañana veremos su resultado en el rostro: una piel resplandeciente de juventud y más lisa. Las manchas se atenúan visiblemente y el tono está más luminoso y uniforme.

Corregir

El último paso del ritual Jowaé corrige las imperfecciones de la piel. En este caso, las pieles sensibles necesitan estar hidratadas 24 horas, por lo que vamos a aplicar el Gel Vitaminado Hidratante Egergizante, que además de hidratar inmediatamente y durante 2 horas, estimula la energía de la piel y por tanto su luminosidad. Su textura gel acuoso, se funde con la piel como un baño de frescura e hidratación para reavivar la piel y difuminar los signos de la fatiga. Para una mayor efectividad te recomendamos terminar el ritual de belleza con una técnica de acupresión que aporta energía y ayuda a restaurar el equilibrio de la piel al presionar suavemente sobre puntos clave del rostro.

Si tienes la piel con tendencia a seca pero con otras necesidades, puedes encontrar el ritual que mejor se adapte a las necesidades de tu piel aquí. En tan solo tres clics tendrás tu ritual personalizado.