El ritual de hidratación definitivo para piel seca

El ritual de hidratación definitivo para piel seca
Para conseguir nuestro ritual perfecto de hidratación, lo primero que necesitamos es diferenciar una piel seca de una deshidratada, ya que muchas veces es fácil confundir estas dos situaciones. Una piel deshidratada se caracteriza por una sensación de tirantez localizada y temporal, y que está generada por la falta de humedad. Sin embargo, la piel seca es un tipo de piel, que se caracteriza por la sensación de tirantez, picores, descamación y piel rugosa. Ahora que ya sabemos la diferencia podemos tratar la piel seca y evitar las molestias que esta nos produce.

Nutrición


Nutrir la piel significa aportarle nutrientes que fortalezcan la barrera protectora natural y evitar así la deshidratación. Para ello, en Jowaé, hemos creado el bálsamo nutritivo calmante, con un 91% de ingredientes de origen natural, que nutre repara, calma las molestias y tiranteces que ocasiona la sequedad de la piel. Los lumifenoles y el aceite de camelia que componen este bálsamo darán como resultado una piel reequilibrada, que recupera el confort, la flexibilidad y suavidad. Para un resultado óptimo recomendamos aplicar mañana y noche insistiendo en las zonas más secas.

Hidratación


El segundo paso de nuestro ritual sería la aplicación de la leche hidratante revitalizante. Una leche de rápida absorción que aportará a nuestra piel hidratación y ayuda a tonificarla desde la primera aplicación. Obteniendo como resultado una piel suave, tonificada y luminosa. Es perfecta para pieles secas e incluso sensibles gracias a que está compuesta por un 97% de ingredientes naturales.

Las zonas con mayor riesgo de presentar sequedad extrema son las manos y los labios. Por eso en Jowaé disponemos de productos pensados específicamente para proteger estas zonas:

  • Crema hidratante de manos y uñas: Su suavidad y su delicado perfume proporcionarán a tu piel la sensación de suavidad y confort de manera inmediata.
  • Bálsamo labial nutritivo: Con un 99% de ingredientes naturales tus labios estarán intensamente nutridos, más flexibles y suaves. Llévalo siempre contigo y aplícatelo tantas veces como necesites.

Además de este ritual de hidratación también puedes realizar pequeñas acciones en tu día a día que conseguirán mejorar el estado de tu piel:

  • Realiza las duchas con agua templada, evitando el agua muy caliente sobre tu piel.
  • Utiliza guantes para lavar los platos
  • Utiliza geles de ducha con ingredientes naturales y aptos para pieles sensibles como los de Jowaé, que además aportan hidratación.
  • Bebe un litro y medio de agua diario
  • Evita los climas muy secos o utiliza un humidificador en tu hogar en los días más calurosos.