Cremas y geles veganos, qué propiedades tienen y por qué son tan valorados

¿Qué diferencia una crema vegana de otra convencional? ¿En qué consiste la cosmética vegana y qué beneficios nos aporta? ¿Por qué son tan valorados actualmente estos productos? Estas son las preguntas que te responderemos a continuación, en un momento en el que el veganismo se ha convertido en un estilo de vida y un paradigma social.

Del veganismo a la estética


Ser vegano supone abrazar una alternativa ética al consumo de productos procedentes de la explotación animal. Lo que en su origen se inició como evitar el consumo de alimentos de origen animal se ha extendido progresivamente a otros ámbitos de la existencia cotidiana hasta llegar a los productos cosméticos.

En consecuencia, ha surgido el deseo de emplear cremas y geles veganos que superen las prestaciones de la cosmética 100 % natural. Así, por ejemplo, esta última emplea productos como la cera de abeja, el ácido hialurónico o la lanolina, inaceptables en cualquier planteamiento vegano.

Claves diferenciales de los cosméticos veganos


¿Cuáles son los principios irrenunciables del veganismo cosmético?

1. Máximo respeto al medio ambiente y, muy en especial, a los animales.

2. Cero agentes químicos.

3. Procesos industriales mínimos, prácticamente inexistentes.

4. Precio asequible o, al menos, razonable.


Beneficios de los productos cosméticos veganos


El éxito de las soluciones cosméticas veganas se sustenta en las ventajas y el atractivo que reportan al público en general.

En general, cualquier gel, champú, desodorante o crema vegana garantiza estos beneficios a quien lo utiliza:

- Idoneidad para pieles sensibles. La inexistencia de productos químicos, el mínimo procesado y la suavidad habitual de sus componentes los convierten en productos especialmente indicados para quienes más tendencia tienen a sufrir irritaciones o alergias.

- Poder antioxidante. Los aceites y las sustancias que contienen son ricas en estos componentes, por lo que resultan extremadamente útiles para mitigar las arrugas, borrar las manchas, regenerar las líneas de expresión y nutrir la piel.

- Hábitos y estilo de vida saludables. La filosofía y la conducta veganas se concretan en la adopción de consumos, actitudes y comportamientos mucho más sanos, gracias a los cuales se reducen los riesgos de padecer determinadas enfermedades y de que nuestras futuras generaciones puedan sufrir ciertos males. Entre ellos, la psoriasis.

- Protección del medio ambiente. La producción ecológica y la reducción de los residuos peligrosos para el planeta que caracteriza a la cosmética vegana nos benefician a todos.

Principales alternativas del veganismo en cosmética


Los productos de belleza e higiene personal veganos utilizan siempre materias vegetales o minerales, capaces de reemplazar a los derivados de la industria del petróleo y las sustancias animales que proliferan en las formas convencionales de esos mismos artículos. Tampoco se acepta, bajo ningún concepto, la experimentación con animales.

Colágeno

Suele extraerse de las patas del pollo o de la piel del cerdo, por lo que su uso está vetado para los veganos. Para reemplazar esta proteína capaz de crear fibras, se utilizan ciertos aceites de almendras o de amla, así como la proteína de soja.

Lanolina

Procedente de las ovejas, es un emoliente frecuente en las cremas protectoras e hidratantes. Los productos veganos sustituyen por aceite de oliva o manteca de karité.

Leche

Los habituales lácteos procedentes de animales son sustituidos por el ácido láurico del aceite de coco. Su aportación de hidratación y protección a la piel es excelente.

Urea

La convencional se extrae de la orina y los fluidos corporales de ciertos seres vivos. La alternativa vegana se obtiene de hojas, hongos y semillas. Además, el argán y el aceite de oliva reproducen su capacidad hidratante.

Retinol

Este componente, muy habitual en cremas para pieles maduras, encuentra en el caroteno un sustitutivo sumamente funcional. Podemos obtenerlo de la zanahoria, el pimiento rojo y la frambuesa.

Biotina

Es un agente texturizador procedente de células vivas extraídas de la levadura y la lecha. Una vitamina B que puede sustituirse por resina vegetal, arcilla y harina de maíz.

Por tanto, las características y beneficios de una crema vegana o cualquier otro producto cosmético pueden aportarnos mucho. Eso sí, habremos de confiar solamente en los mejores fabricantes.