Cremas corporales nutritivas e hidratantes de Jowae

cremas corporales nutritivas e hidratantes jowae
Uno de los errores más frecuentes a la hora de elegir el tratamiento correcto para nuestra piel es que pensamos que hidratar y nutrir es lo mismo. Por eso, hoy te explicamos la diferencia entre estos dos gestos tan importantes para la salud de nuestra piel, y el tratamiento adecuado dependiendo de tus necesidades.

Tratamientos hidratantes 


Los tratamientos hidratantes aportan a nuestra piel el nivel óptimo de agua, esencial para mantener la piel sana y bonita, evitando un envejecimiento prematuro. La falta de agua puede provocar también la aparición de piel grasa. Para evitar estos problemas recomendamos el uso del Bálsamo Hidratante Protector Rostro y Cuerpo. Un bálsamo perfecto para toda la familia, incluso aquellos que tienen piel sensible, ya que esta compuesto por un 96% de ingredientes naturales. 

¿Qué nos aportan los tratamientos hidratantes?

Hidratación, confort y protección diaria. Sin duda, un imprescindible en nuestra rutina de baño.

Tratamientos nutritivos


Los tratamientos nutritivos contienen más ingredientes activos que los tratamientos que solo hidratan nuestra piel. De esta manera ayudan a regenerar las células de epidermis, fortalecen la barrera protectora natural de lípidos evitando que nuestra piel se deshidrate y se seque. El Bálsamo Nutritivo Calmante Cuerpo es perfecto para nutrir nuestra piel, además, aporta volumen, repara, calma las molestias y tiranteces ligadas a la sequedad. La piel recupera el confort, flexibilidad y suavidad, gracias al aceite de camelia y los lumifenoles de los que está compuesto.

Las pieles secas también pueden nutrirse con el spray aceite seco nutritivo, que además puede utilizarse sobre el cabello. Un producto de fácil aplicación que nutre y reconforta la piel, dejándola suave y sublimada con tan solo dos aplicaciones al día, mañana y noche. Sobre el cabello se puede utilizar tan a menudo como sea necesario. Este aceite está compuesto por un 99% de ingredientes de origen natural, siendo el aceite de camelia y los lumifenoles sus ingredientes principales.

Ahora que conoces la diferencia entre hidratar y nutrir, ¿con qué tratamiento te quedas?