¿Por qué tengo los labios secos? ¿Cómo lo remedio?

El frío o el viento son solamente algunas de las causas de los labios secos, un problema que nos afecta a la gran mayoría. Sobre todo, cuando bajan las temperaturas con la llegada del invierno.

La cara es la parte del cuerpo que más se expone a las variaciones del tiempo, por lo que protegerla es muy importante. Y no solo se trata de una cuestión estética: tener los labios agrietados y secos es bastante molesto e incluso puede resultarnos doloroso.

Causas de los labios secos y agrietados


Los cambios de temperatura bruscos, las inclemencias meteorológicas y otras circunstancias como el aire acondicionado o la calefacción pueden provocar sequedad en los labios. Como hemos comentado, esto afecta a la estética de los mismos, que se ven agrietados y sin brillo.

Sin embargo, el caso puede ir más allá y convertirse en un problema de salud, ya que la sequedad provoca que la piel de los labios se agriete y cause dolor al comer, hablar o sonreír. En casos graves puede incluso producir sangrado. Estas son las causas más frecuentes que nos ocasionan este problema:

- Sobreexposición a bajas temperaturas, sol, viento y aire acondicionado. Estar en sitios con una humedad muy baja en el ambiente también puede perjudicarlos.

- La deshidratación. Si no tomamos suficiente agua, nuestro cuerpo se deshidrata; esto se puede ver reflejado en los labios.

- Una mala alimentación. Tomar vitaminas y minerales es esencial para la salud del organismo. Si nuestro cuerpo no recibe estas sustancias, eso se verá reflejado en su exterior. Por este motivo recomendamos consumir alimentos ricos en vitaminas A, B y C, así como nutrientes básicos que ayuden a estar saludable. Incluso una mala digestión puede producir problemas en los labios.

- El tabaco es otra de las causas que nos puede provocar este problema, ya que arrebata el brillo y la salud al rostro.

- La alergia o sensibilidad a productos cosméticos e incluso a jabones. Hay determinadas sustancias que pueden ser la causa de la deshidratación y se encuentran en productos que utilizamos a menudo. Por ejemplo, en los pintalabios de larga duración.

Remedios para hidratar de manera profunda los labios


Aunque es un problema muy común, podemos ponerle solución con los tres remedios para los labios secos que recomendamos a continuación.

1. Utilizar diariamente un protector labial nos resultará útil. Introducirlo en nuestra rutina de higiene matutina nos ayudará a protegerlos del sol.

2. Usar un bálsamo labial que tenga propiedades nutritivas, ya que así lograremos una hidratación profunda que combatirá la sequedad. Es recomendable no compartir las barras labiales para evitar infecciones y no utilizarlas en caso de herpes.

3. Si se encuentran muy agrietados, podemos aplicar aloe vera puro sobre los labios. Esta planta es un cicatrizante natural y tiene propiedades curativas que nos ayudarán a devolverles la salud y su aspecto natural.

Como vemos, aunque las causas de los labios secos son diversas y en la mayoría de los casos resultan muy difíciles de evitar, existen remedios que se pueden incorporar al día a día para mantenerlos saludables y en buen estado.